Kiko de Carlos Espinosa responsable de tecnología
contenidos libres según Copyleft
Dicen que la distancia hace el olvido ......

La sabiduría popular nos dice que uno descubre lo que desea en el mismo momento en que lo pierde, aunque también sentencia que la distancia hace el olvido. Este verano podríamos poner a prueba estas afirmaciones y comprobar cuál rige nuestro destino.

Los fines ocultos de este experimento serán:

  • Descubrir de qué forma accede a la llamada “sociedad de la información” un gran porcentaje de nuestros compatriotas. No olvidemos que según una reciente encuesta, España es el penúltimo país de la UE en esta materia, y aún más, de los nuevos socios, tres nos superan en este aspecto.
  • Probar las capacidades de nuestros proveedores de servicios, sean internos como un tercero, para prestarnos este servicio en un “ambiente hostil”.

Para ello propongo un proceso de desconexión de los medios “habituales”, pero sin renunciar a satisfacer nuestras necesidades. Es decir:

  • No llevarnos de vacaciones nuestro portátil ni el móvil, o al menos no utilizarlo en sus capacidades extendidas (agenda, mail..).
  • Y buscarnos la vida para consultar nuestro correo, nuestro banco si fuera necesario, realizar alguna tarea con nuestro paquete de ofimática habitual o buscar alguno compatible y tras ello poder colocar el contenido creado en nuestra organización.

Los retos a los que nos enfrentaremos vendrán por varios frentes:

  • El fisico: puede que el maravilloso lugar donde veraneamos no tenga ninguna instalación donde poder “conectarnos”, o que ésta esté a gran distancia. También puede ocurrir que la opción a la que podamos acceder pase por un sistema obsoleto y una conexión vía modem RTB.
  • El lógico: si somos capaces de localizar un puesto de acceso (esta terminología me recuerda a Matrix), nos enfrentaremos a las herramientas que tenga instaladas o su sistema operativo. Dos casos, un PC con Windows 98 (no es tan raro) y con un procesador de textos WordPerfect en su última versión, o un pc con sólo el Outlook express para conectarnos a nuestro servidor Lotus Domino. Eso, si puedes y te dejan configurarte una cuenta de correo.
  • El psíquico: en este ambiente, la nostalgia por nuestra conexión a 100Mb de nuestra red local, o el ADSL de 2Mb de nuestra oficina, o nuestro PIV a 2.8Ghz, podrá causar mella en nuestra capacidad de concentración y los límites de nuestra paciencia se podrán reducir a mínimos históricos. Además recordaremos aquellos elogios hacia nuestro sitio corporativo, de gran belleza y riqueza gráfica, como grandes ocasiones para habernos mordido la lengua.

Si somos capaces de superar estos problemas, realizar las tareas que necesitamos y tras ello volver a nuestra atalaya, donde encontraremos a nuestra familia juguetona y jocosa, sin que al final del verano seamos portada de “El Caso”, entonces sabremos cómo se siente un gran porcentaje de nuestra sociedad cuando quiere engancharse al tren de la “sociedad de la información”.

Si queréis hacer la prueba, mandadme vuestras observaciones en función de los frentes que os he enumerado anteriormente (físico, lógico y psíquico), o las soluciones que se os ocurren, y me comprometo a realizar un pequeño estudio y exponerlo.

Felices vacaciones.

 
Sinapsis conocimiento y comunicación S.L. NIF B-63035166 Tel. (+34) 902 931 209 info@sinapsis.es Barcelona | Pontevedra aviso legal contenidos diseño tecnología miembro de: adheridos a: